Elsa González, Presidenta de la FAPE en el Foro de la Nueva Economia, 15-10-2010

El divendres, dia 15 d’octubre de 2010, Elsa González, nova (des de fa quatre mesos) Presidenta de la FAPE (Federación de las Asociaciones de Periodistas de España) va realitzar una interessant i valenta intervenció al Foro de la Nueva Economia. Molt interessant la seua defensa de que les empreses de comunicació signen el codi deontològic de FAPE.

Per altra banda va fer una decidida aposta en el sentit que els periodistes haurien de negar-se a acudir a les rodes de premsa, comparecencies, etc. on no es permeta la realització de preguntes . En este sentit podeu anar al minut 45:10 on reb dos preguntes en aquest sentit i es despatxa amb tota la claritat i contundència.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, propuso hoy la celebración de un pacto entre editores y periodistas para superar la crisis del sector, obligado a adaptarse una nueva sociedad de la información, e instó a las empresas informativas a adoptar el Código Deontológico de la FAPE, como herramienta para hacer frente a la crisis ética que padecen los medios.

La presidenta de la FAPE realizó estas propuestas durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación organizado por Nueva Economía Forum y Vodafone y en el que estuvo presentada por el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Fernando González Urbaneja.

Elsa González, quien entonó un mensaje de autocrítica colectiva por la responsabilidad de los periodistas en la crisis de la profesión, se refirió a la sangría de puestos de trabajo, la precariedad laboral y a la depreciación de la calidad de los contenidos como culpables del deterioro de la profesión.

La presidenta de la FAPE señaló de manera directa a los empresarios de los medios, a los que acusó de “haberse sentado a reflexionar en el diván de la crisis” y de “dar muestras de arrogancia recibiendo con pasividad las llamadas de atención del nuevo orden mediático”. La reprimenda también estuvo dirigida a los periodistas que, atrapados por la crisis, “hemos caído en la trampa de apearnos de la ética”.

Atropello laboral

Para Elsa González, sufrimos un verdadero atropello laboral, fruto de una triple crisis: coyuntural, de modelo de negocio y tecnológica. Al frente de la primera organización profesional de periodistas de España desde mayo de 2009, la presidenta ofreció datos del Observatorio de la Crisis de la FAPE, que registra la pérdida de 3.500 puestos de trabajo en los últimos dos años, y advirtió de un incremento de hasta 10.000 parados, en cálculos de Pedro Farias, director del Informe Anual de la Profesión Periodística que edita la APM. “La sangría laboral y la precariedad”, predijo, “terminarán por destruir la calidad”.

En esta línea, Elsa González volvió a poner el foco sobre los editores al recriminarles que estén matando su fuente de ingresos, deteriorando el rigor y la credibilidad al apostar por una nueva planificación empresarial consistente en la pérdida de derechos laborales y profesionales de los periodistas.

Calidad, marca y gestión: estabilidad financiera

“La calidad de los contenidos es el ingrediente básico para la supervivencia y el desarrollo de un medio de comunicación”, previno. “El sello de credibilidad, la marca y una gestión acertada y adaptada a las nuevas necesidades informativas genera estabilidad financiera”, aconsejó. En el extremo contrario, “la espectacularización de la información, la psicosis de la audiencia, el periodismo de declaraciones, la moda de las ruedas de prensa sin preguntas o la imposición de los bloques electorales trabaja en sentido opuesto”.

Cuatro meses de mandato

La presidenta de la FAPE hizo un recorrido preciso de sus cuatro meses de mandato. Destacó la campaña por la supresión de los anuncios de prostitución en los medios, una lucha que emprendió la Federación durante las presidencias de Fernando González Urbaneja y Magis Iglesias, y que ha obtenido una respuesta positiva, aunque insuficiente, con la proposición no de ley que insta al Gobierno a promover su desaparición por la vía de la autorregulación de los medios, aprobada por el Congreso de los Diputados el 22 de septiembre pasado.

Elsa González se detuvo en la batalla por el reconocimiento de la propiedad intelectual –moral y económicamente- de los profesionales de la información y recordó que en la Declaración de Madrid los editores se comprometieron con la FAPE a garantizar los derechos de autor de los periodistas en el marco de un tratado internacional.

Mencionó la apuesta de la FAPE por la capacitación en nuevas tecnologías, con el lanzamiento del primer portal español de formación para periodistas y los acuerdos suscritos con instituciones académicas para la puesta en marcha de iniciativas formativas para profesionales.

La presidenta de la primera organización profesional de periodistas de España concluyó con una elocuente llamada a la unidad, a la solidaridad efectiva entre periodistas. “El periodista es imprescindible para mediar entre el poder y la sociedad, para garantizar la democracia”, dijo. “Son motivos para luchar y también incrementar nuestra autoestima”, alentó.

X